Desafíos del nuevo gobierno en Colombia

Por Daniel Payares Montoya

Read this entry in English here.

La inauguración del President Iván Duque en Colombia. (Foto cortesía del gobierno Colombiano).

El ocho de agosto inició el período de gobierno del presidente Iván Duque, quien tendrá que liderar a Colombia en los próximos cuatro años en medio de un ambiente político marcado por la polarización y una incipiente recuperación económica tras el fin del súper ciclo de commodities en 2014.

Dentro de los incontables desafíos a los que tendrá que hacer frente como cabeza del Gobierno, hay al menos tres que determinarán la forma en la que será evaluada su gestión en el futuro.

El primero de ellos está relacionado con el fin del conflicto con las FARC. Si bien este acuerdo, sumado a una eventual negociación exitosa con la guerrilla del ELN, significarían el fin del último vestigio de la Guerra Fría en América Latina, aún es temprano para cantar victoria.

El Estado enfrenta numerosas dificultades para consolidar su autoridad y legitimidad en las zonas de posconflicto, las cuales han empezado a ser copadas por disidencias de las FARC, grupos rebeldes y otros actores criminales asociados al narcotráfico. Así mismo, la institucionalidad en esos sitios es mínima y la provisión de bienes públicos básicos, como educación, justicia y salud, entre otros, es precaria. Tampoco es claro cómo se va a crear el suficiente dinamismo económico para proveer oportunidades para la creación de riqueza legal y reducir la pobreza y la desigualdad que han agobiado durante décadas a las poblaciones que se encuentran allí asentadas. Si bien es cierto que se han diseñado planes para hacer frente a estas dificultades, su implementación no ha sido fácil y han tomado más tiempo del presupuestado.

Periodistas asesinados a manos de disidentes de las FARC. (Foto por Agencia de Noticias ANDES).

Por otro lado, en el frente económico, el país parece haber superado exitosamente la caída de los precios internacionales de las materias primas que se inicio hace cerca de cuatro años, y se encamina a tener tasas de crecimiento cercanas o superiores al 3% en 2018 y 2019.

No obstante, el principal desafío en el mediano y largo plazo para poder tener un mejor desempeño económico sigue estando asociado a la productividad. Durante tres décadas, ésta ha estado estancada y es necesario que tanto el sector privado como el Gobierno nacional actúen conjuntamente para revertir esta situación. Mejorar las capacidades empresariales, aumentar la eficiencia de los mercados, reducir la informalidad y cerrar las brechas de capital humano, son algunas de las acciones que deben considerarse para lograr esto.

Aunque ya se han realizado propuestas concretas desde el sector productivo para avanzar en este sentido, al nuevo gobierno le corresponde responder rápidamente con medidas encaminadas en esta dirección. Sin productividad será complejo pensar en generar bienestar de manera sostenible para todos los colombianos.

Participantes en el programa “Jóvenes con Futuro” en Antioquia, Colombia. (Foto cortesía de la Secretaría de Educación Antioquia).

Finalmente, y quizás el reto más importante, consiste en superar la división política que se ha exacerbado en los últimos años y consolidar un ambiente en el que, desde la diferencia, distintos grupos de interés puedan aportar para el desarrollo del país. Como lo manifestó recientemente el mismo presidente Duque, es fundamental que los colombianos puedan construir sobre las cosas que los unen y no quedarse en el lo que los divide; de lo contrario, será sumamente complejo pensar en que Colombia pueda dejar atrás definitivamente una historia que ha estado marcada por la violencia.

En resumen, el nuevo gobierno tiene retos enormes. Aunque su resolución estará plagada de desafíos, en sus manos está la posibilidad de que Colombia continúe avanzando hacia el desarrollo y entregar un mejor país del que recibe dentro de cuatro años.

 

DANIEL PAYARES  MONTOYA es un estudiante de primer año del Master of Development Practice de la Universidad de California, Berkeley. Antes de ir a Berkeley, él trabajo en el Consejo Privado de Competitividad, en Bogotá, como Investigador Asociado y en la Fundación Proantioquia, en Medellín, como Coordinador de Proyectos. También ha sido profesor de cátedra en las universidades EAFIT y CESA en Colombia.

 

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s